Consorcio de Servicios de La Palma

‘Empezaremos por supermercados y tiendas, luego por los barrios, pero este año vamos a separar la basura orgánica en casa’

A La Palma no le queda más remedio que acostumbrarse, sí o sí, a tener varios pequeños contenedores de basura en casa, el de los orgánicos (igual usted, lector, recuerda el balde de la comida para el cochino que tenía la abuela) y el de los inertes, además de sacar el cartón y los cristales aparte. Es más, lo tiene que hacer ya. El volumen de basura doméstica, unas 27.000 toneladas al año, empieza a agobiar a las administraciones que saben, a día de hoy, tal y como publicó ElTime.es en días pasados que al ‘vaso’ (un vertedero en toda regla) del Complejo Ambiental de Mazo le queda apenas un año de vida, según afirman desde la Consejería de Medio Ambiente, por lo que la búsqueda de soluciones ya es urgente.

Lo ha dicho recientemente la consejera del área, Nieves Rosa Arroyo, tras visitar las instalaciones con representantes de los ayuntamientos, como si de un mensaje de auxilio se tratara, pero no es la única que lo entiende así. El presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, ha mostrado su preocupación por un asunto que, con un gran coste en la actualidad para las arcas públicas tanto de la Administración insular como de los ayuntamientos, casi pasa socialmente desapercibido, pero que puede convertirse en un grave problema de no actuarse de forma inmediata.

En tal sentido, el mandatario insular ha dejado claro que saben cuál es el camino: “hay que empezar a separar seriamente la basura en casa”. Al respecto -aseguró en el programa A Pie de Calle de Onda Cero La Palma- “Empezaremos por los supermercados y las tiendas, luego casa a casa por algunos barrios, pero desde este año vamos a separar la basura en nuestro domicilio”.

Pestana recordó que “con el cambio de normativas, los residuos orgánicos provenientes de la recogida domiciliaria (que suponen el 35% de toda la basura recogida), tal cual se está haciendo, ya no se pueden usar en la agricultura. A pesar de que lo datos de la materia orgánica que sale del Complejo Ambiental de Mazo cuando se elabora esa materia, dan datos buenos, la legislación ya no permite utilizarlo y por ello tiene que ir al vertedero, dado que la experiencia internacional ha demostrado que se han vertido orgánicos a la agricultura con metales pesados y eso genera una contaminación del suelo irreversible. Ese no es el caso de La Palma, pero se aplica la normativa para todos igual, por esa experiencia internacional que ha habido”.

Así que, concretó el Presidente, “a lo que tenemos que ir es a lo que está empeñada la consejera del área, retomando incluso la vieja propuesta del experto en la materia, Alfonso del Val, y comenzar con experiencias piloto de recogida selectiva de orgánico para poco a poco ir reduciendo la cantidad de materia orgánica que va a vertedero”.

Desde la Presidencia del Cabildo se recordó el coste de cada ‘vaso’ o vertedero que se ven obligados a realizar cuando se satura el que recibe toda la basura, “cuestan una enormidad -dice Pestana- y se colapsan mucho antes de lo que preveían desde el Gobierno de Canarias en sus estudios”. Al respecto, el presidente anunció que en breve se va a proceder a la adquisición de un terreno anexo al complejo de Mazo para ejecutar un proyecto de otro vaso, de manera que no lleguemos a última hora a solucionar un problema grave”. Mientras, iremos dando los pasos para que la sociedad vaya asumiendo que tendrán que hacer una recogida de los orgánicos en casa, algo que además tendrá un efecto positivo, que es que dejaremos de importar fertilizantes y materia orgánica, compost de fuera, algo insólito con una isla agrícola como esta”.

“Una sociedad madura y preparada para asumir el compromiso”

En el Cabildo entienden que la sociedad palmera está madura para llevar a cabo la separación de orgánicos en casa. “Solo hay que ver el resultado de la recogida del vidrio -apuntó Pestana- o el de los envases, con muy buenos datos. Por lo tanto, tenemos que hacer esa apuesta por reorientar la recogida de basura, algo que además tendrá un coste añadido, más del que ya soportamos”.

Por lo tanto, la idea del Cabildo, como ha aclarado el presidente, es comenzar con los grandes supermercados, luego con las tiendas y en un tercer escalón campañas en algunos barrios, para ir reorientado la recogida selectiva a los ciudadanos para que poco a poco se vayan acostumbrando. Y Anselmo Pestana lo tiene claro: “estamos convencidos  de que con esto se conseguirá”.

El propio presidente afirma que ha hablado hace menos de dos años con Alfonso De Val, el cual mantiene su convencimiento de que la sociedad moderna tiene que ir a este sistema y La Palma tiene que asumirlo: “La realidad es que los cambios normativos te llevan a eso, por lo que es la única solución que hay. Nos hemos adaptado a otras recogidas diferenciadas, por lo tanto, lo tenemos que hacer con esta”.

Actualmente, en el presupuesto del Cabildo se cuentan con 3,1 millones de euros para afrontar en 2015 el tratamiento de las basuras domiciliarias, más el coste de recogida que lo asumen los municipios y se gestiona a través del Consorcio Insular de Servicios. No se ha dado a conocer partida económica para la creación de un nuevo vertedero una vez se llene el existente en Mazo.