Consorcio de Servicios de La Palma

Arroyo convoca a todos los alcaldes a trabajar en conjunto para cambiar el modelo de recogida y gestión de residuos en La Palma

La consejera de Medio Ambiente y Residuos, Nieves Rosa Arroyo, realizó junto a alcaldes y concejales de los 14 municipios de La Palma una visita al complejo medioambiental de Los Morenos, en Mazo, para que los representantes de las administraciones municipales conocieran más y mejor esta instalación en la que se tratan y procesan los residuos de toda la Isla, una vez recogidos por los servicios municipales o por el consorcio.

“Los técnicos han explicado a los alcaldes y concejales las diferentes líneas de tratamiento existentes, su eficacia, los objetivos que se pretenden, los costes que se generan y el futuro inmediato de las instalaciones. Por mi parte, me he dirigido a quienes representan a cada uno de los pueblos palmeros para explicar el giro que en materia de gestión de residuos queremos impulsar desde el grupo de gobierno del Cabildo”, apuntó Arroyo.

La consejera explicó a regidores y ediles que la Consejería de Medio Ambiente y Residuos está trabajando especialmente en distintos aspectos sobre la recogida selectiva de residuos en origen, en un convenio de concienciación sobre los residuos fitosanitarios y en talleres de compostaje para que los residuos orgánicos originados en domicilios particulares puedan revertir en la agricultura de la Isla.

“Queremos cambiar el modelo de recogida y gestión de residuos en La Palma, y trabajamos especialmente en varios aspectos sobre la recogida selectiva en origen para invitar a todos a que haya un proceso de selección antes de que los residuos tengan que ser tratados en este complejo medioambiental insular de Los Morenos. Si todos ponemos de nuestra parte y aplicamos nuevas medidas, contribuiremos a un gasto económico más equilibrado y, sobre todo, a un menor daño medioambiental para nuestro territorio”, dijo la consejera.

Nieves Rosa Arroyo recordó que desde la Consejería de Residuos se intenta llevar a todos los ciudadanos de La Palma la idea de que los residuos tienen un valor, ya que si se separan en el propio entorno en el que se generan, se podrán reducir, reciclar y reutilizar.