Consorcio de Servicios de La Palma

Álvaro Duque: ‘La colaboración ciudadana es la clave para la gestión eficaz de los residuos’

“La única manera de mantener unos costes razonables del proceso de gestión de los residuos es a través de la colaboración ciudadana”, explica el gerente del Consorcio de Servicios de La Palma, Álvaro Duque, quien hace un llamamiento al cumplimiento de las normas básicas como la separación en origen en los hogares para la posterior recogida selectiva o depositar la basura en los horarios establecidos.

Duque recuerda que hasta hace muy poco tiempo se producía un intensivo reciclaje en La Palma. “Las sobras de comida iban a los animales, el serrín a las cuadras, las botellas se reutilizaban o las latas se usaban para hacer calabazos y otros utensilios”, afirma e insiste en que “es necesario volver a esa cultura, la de la separación de residuos en origen para poder reciclar todo lo posible”. También aconseja buscar y comprar los productos que menos deshechos generen.

 En lo referente a la manera en la que ha evolucionado la generación de residuos en La Palma, Álvaro Duque detalla que en la Isla se ha recorrido el mismo camino que en cualquier otro lugar. “Antes se generaba poca basura y la que se producía era poco contaminante; además, la gente reutilizaba y reciclaba”, recuerda.

En este sentido, asegura que cuando comenzó a aumentar el consumo y la generación de residuos, empezó a crecer en volumen y peligrosidad, se llevó a tirarlos a un vertedero y se perdió la cultura del aprovechamiento. “El modo de vida, con aspectos como el consumismo, los envasados, las bolsas de plástico, el usar y tirar, la obsolescencia programada en los aparatos… nos ha hecho perder conciencia”, afirma. Duque asevera que la generación de residuos, aparejada al incremento poblacional, va en aumento, así que ahora es necesario reducirlos, recuperarlos y reciclarlos.

En cuanto a las razones para reciclar, el gerente del Consorcio de Servicios de La Palma enumera motivos de interés general como el calentamiento global, el cambio climático, la escasez de materias primas o la contaminación. “Pero en La Palma, además, tenemos otras, que son la necesidad de proteger nuestro entorno si queremos generar riqueza con el turismo y aumentar nuestra calidad de vida, evitar el vertido y enterramiento de basura en nuestro escaso y protegido territorio, disminuir los costes de recogida y tratamiento, generar puestos de trabajo directos e indirectos y un largo etcétera”, asegura.

Por último, explica que el Consorcioes un espacio común entre el Cabildo y los ayuntamientos; un organismo puramente de gestión a través del cual unificar los servicios que se prestan en todos los municipios. Actualmente, efectúa la recogida de residuos domésticos en once de ellos y el transporte al Complejo Ambiental de Mazo en trece. En pocos días se asumirá también la gestión de la recogida en Santa Cruz de La Palma. El Consorcio tiene como objetivo general la realización de servicios públicos suficientes a un coste razonable, optimizando los recursos y ofreciendo un servicio de calidad en toda la isla. “Es un modelo ideal para gestionar servicios insulares, una central de compras, recaudación de tributos…”, explica Álvaro Duque.